Te puede interesar...

CINOFOBIA. FOBIA A LOS PERROS

Este fin de semana, Antena 3 Noticias emitió un reportaje sobre lo que denominamos "cinofobia" o fobia a los perros. Para ello, el reportaje unió el conocimiento sobre la psicología canina (desarrollado por la educadora canina Mónica Garay -Directora de DogSchool-) y lo que la psicología humana tiene que decir al respecto. Os dejo el reportaje en este post para los que no pudisteis verlo en directo.

Como cualquier otra fobia, para la persona que padece cinofobia, el contacto con el perro es un estímulo tan temido que se puede desatar un miedo intenso que interfiera la vida diaria (sudoración, taquicardias, temblores, mareos, descontrol de esfínteres…) Sin una intervención a tiempo, no hará falta estar en presencia del perro para desarrollar estos síntomas, sino que sólo el miedo a poder verse en esa situación desencadenará el cuadro.

Desde el punto de vista canino, no siempre sabemos comunicarnos convenientemente con estos animales. A veces, nuestra forma de aproximación o de evitación de contacto resulta contradictoria para ellos. Además, según Mónica Garay, el abanico de lenguaje corporal de los perros es inmenso y el ojo humano no siempre está entrenado para captarlo. Es un error muy común ese de “los perros huelen el miedo”, aunque sí que es cierto que los perros son muy sensitivos y, como seres vivos que son, pueden resultarnos impredecibles. Esa característica, para alguien que les tiene miedo y que necesita tener aún más control del habitual de la situación, puede ser verdaderamente insoportable.

Los perros forman parte de más del 40% de los hogares españoles, por lo que la posibilidad de tener que cruzarte con uno es lo suficientemente elevada como para que tenerles fobia sea un grave inconveniente para el desarrollo de tu día a día. No es lo mismo tener fobia a los canguros, viviendo en Madrid, que a los perros… Para corregir cualquier fobia, es importante que aprendas a gestionar tu ansiedad y que inicies un acercamiento progresivo al estímulo al que le tienes miedo fóbico (en este caso, el perro).

La fobia a los perros es una fobia que se adquiere por dos vías fundamentales. La primera de ellas se debe a una mala experiencia con un perro en algún momento de tu vida (que te haya tirado al saludar, que te haya mordido, que te haya hecho correr…) En estos casos, es más probable que la fobia se desate hacia un tipo de perro concreto, a unas características de perro concretas (tamaño, raza, color…) o a una situación concreta (que el perro se me acerque, que el perro juegue, que el perro gruña…) Sin embargo, este miedo puede generalizarse a cualquier tipo de perro o situación. Esto es muy típico de la segunda vía de adquisición del miedo fóbico que es la información que recibo acerca del estímulo. Mensajes del tipo “no te acerques que muerde” o “cuidado, que es peligroso” puede iniciar un aprendizaje de que el perro es un animal del que protegerse y al que temer. Es posible que no hayas tenido contacto directo con ninguno, pero tu cerebro reacciona a una amenaza y trata de protegerte, para lo que necesita que tu cuerpo se active y esté listo para defenderse o huir.

Tanto Mónica Garay como yo estamos preparando juntas un taller para todas las personas que tienen ganas de sentirse libres y caminar tranquilos en una sociedad en la que el perro está cada vez más integrado. Aprenderemos a comprender el lenguaje del perro y a gestionar nuestras emociones de forma que podamos vivir en nuestra propia piel eso de que “el perro es el mejor amigo del hombre” No dudes en contactar si te interesa este taller. Te recomiendo que revises nuestras redes sociales donde informaremos de la convocatoria.

Aquí os dejo el reportaje de Antena 3 Noticias.

Hazme llegar tu comentario

Colaboraciones

Sígueme...

Mónica Moreno - Psicóloga
Direcciones

Calle Carretas , 14. 7º E
28012 Madrid


C/ Diego Hurtado de Mendoza, 8. 1ºD
28050 Madrid

Horario

Lunes a Viernes
De 09:00 a 20:00
Sábados:
De 09:00 a 14:00

Contacto

info@monicamorenopsicologa.com